jueves, 16 de marzo de 2017

Bellos y Falsos

Cuando tenía cinco años, en el cole (de monjas), nos dijeron que hiciéramos un dibujo para presentarlo a un concurso... la clase estaba dividida en pequeños grupos de seis mesas colocadas en círculo para propiciar un poco el trabajo en equipo, (¿me pasas el rojo?... ¿me alcanzas la goma?).

En mi grupo las niñas comenzaron a dibujar una iglesia, con una regla trazaban líneas perfectas... cada vez los dibujos se parecían más unos a otros y a mí, no me apetecía dibujar iglesias y mucho menos con la regla…"que aburrido”- pensé.

La verdad es que ni siquiera tenía ganas de participar en esa especie de concurso, donde acabaría siendo el premio (como siempre) para alguna de las hijas de los miembros del A.M.P.A.

Así que reuní toda mi mala gana, cogí un montón de lápices de colores al azar y pinté una especie de prado verde con unos cuadrados y rectángulos, pegados unos a otros, formando una especie de rosco sobre la hierba...

Cuando llegó el momento de recogerlos, las monjas fueron felicitando una a una a mis compañeras que habían hecho iglesias rectas, perfectas e iguales... y cuando llegaron a mí, con cara de desaprobación me preguntaron: "¿qué es eso?" Y yo sin tener ni idea, miré el dibujo, me giré hacía ellas y les dije al fin: "Un robot haciendo volteretas".

Una de las monjas sonrió, la otra me quitó el dibujo con desdén.


El día que me tropecé con esta ilustración, recordé aquellas iglesias, tan bellas y a la vez… tan falsas. 

También recordé lo mucho que me atraían los robots de pequeña, esos con aspecto de hojalata.

Esos con pinta de tener corazón de latón. 





*Ilustraciones de Chiara Bautista.


sábado, 11 de marzo de 2017

Me has despertado

Te acabo de ver.

Me pregunto por qué ahora, porque hoy, después de tantos años.

Me dolía la cabeza de una manera, que se lo que significa. En dos o tres días va hacer muy mal tiempo. El barrunto; que lo llamaba mi abuela, de las pocas cosas que teníamos en común.

Me tomé algo, aunque a regañadientes, odio tomar medicamentos.

Y me acosté… entonces te vi.

Me pregunto si quizás estés molesta por que este año ha sido el primer 30 de diciembre, que no hice nada especial dedicado a ti. Este año no pude.  

Ahora cuando te recuerdo ya no me pongo triste, al contrario, sonrío muy fuerte.

Porque gracias a ti y a todos, viví algo, que nunca olvidaré.

Así que te voy a traer aquí, este lugar es más acogedor y tranquilo, espero que te guste.




Mientras viva, tu recuerdo vivirá conmigo, preciosa.











domingo, 5 de marzo de 2017

Chiara Bautista

Poco se conoce sobre la vida de la artista mexicana Chiara Bautista, desinteresada en la fama, ella prefiere que sus ilustraciones hablen por si solas...


Sus dibujos suelen explicar pequeñas historias divididas en distintos personajes.







*Ilustraciones de Chiara Bautista.